ecuador Print this page
SHUAR
Shuar
Lenguage: Shuar chicham.

Linguistic family: Jibaro.

Population: 40,000 approximately.

Autodenomination: Shuar. This group includes a number of sub-groups, usually identified on the basis of the habitat in which members live: the Muraya Shuar are the Shuar of the hillsides, the Untsuri Shuar live in the mountains, and the Pakamaya Shuar are those from the other side of the hills.

Location: In the present-days provinces of Zamora-Chinchipe and Morona Santiago, and the southern part of the Pastaza province. On the Zamora, Panki, Paute, Santiago, Yaupi, Tutanangoza, Upano, Chiguaza, Palora and, Macuma Rivers, and part of the Pastaza River.

General characteristics: Above all, it should be noted that the word jibaro, traditionally used by whites and mestizos to refer to members of this group, has been strongly criticized by the Shuar and Achuar peoples because of its pejorative connotations. Thus, the Shuar have demanded that this designation be eliminated from the lenguage of ecuadorian society. Traditionally the Shuar have maintained a pattern of widely dispersed settlements, and social organization has been based on poligamy [polygyny]. Their original religion emphasized individual mystical experience. The arrival of Salesian missionaires, whose presence bacame more pronounced in the 30's, led to the clustering of settlements and new forms of organization, which culminated in the estableshment of the Shuar Federation in 1964. Today, the economy is based on hunting, fishing, gathering, and, to a lesser but growing degree, livestock raising and agriculture. Many Shuar live in urban areas and, like the Quichua, participate actively in social and political life at the local, national, and international levels.


Information by SIISE [sistema integrado de indicadores sociales del ecuador]

Idioma

Shuar Chicham, según la clasificación estudiada por Karsten, pertenece a la Familia Lingüística Jivaroana, al igual que los idiomas de los Shiwiar y Achuar [
Ecuador y Perú] y de los Awajún o Aguaruna [Perú].

Ubicación y territorialidad

Geopolítica
La nacionalidad Shuar tiene presencia binacional; se encuentra en el Ecuador y Perú.

En Perú, departamento Amazonas, provincia Condorcanqui, distrito Río Santiago. Departamento Loreto, provincia Alto Amazonas, distritos Barranca y Morona.

En Ecuador el núcleo fundamental de su población se encuentra ubicado en las provincias de Morona Santiago, Pastaza y Zamora Chinchipe, existiendo otros asentamientos en Sucumbíos y Orellana en la Amazonía; y, en la Región Litoral, en Guayas y Esmeraldas.

Territorio tradicional
El territorio tradicional de la nacionalidad Shuar corresponde a la actual provincia de Morona Santiago. A consecuencia de la expansión de la frontera de extracción petrolera y minera, de la presión demográfica y de los incontrolables procesos de colonización, paulatinamente los Shuar perdieron una parte de sus territorios ancestrales, sobre todo en las zonas colonizadas de Morona Santiago, y se vieron empujados a ocupar tierras ribereñas y de selva baja en territorios vecinos, pertenecientes a los Achuar, en el Transcutucú, y a los Huaorani y Zápara, entre otros.

Territorio/Tierras - Legalización
Actualmente los Shuar reivindican un territorio de 900 688 has. La extensión legalizada es de 718 220 has, mientras que 182 468 has se encuentran aún sin reconocimiento legal.

Organización sociopolítica
Según estimaciones de los Shuar, su población es de 110 000 habitantes [
1998], asentados en aproximadamente 668 comunidades.

Shuar es la autodenominación general; sin embargo, al interior de la nacionalidad se adoptan otras autodenominaciones que no significan diferencias culturales; hacen, más bien, referencia a la ubicación geográfica; así encontramos a los Muraya Shuar [
gente de la montaña] que están asentados en el Valle del río Upano; los Untsuri Shuar [gente numerosa] situados entre las cordilleras del Cóndor y Cutucú; los Pakanmaya Shuar que viven en la zona del Transcutucú.

La familia constituye la unidad de reproducción biológica, económica, social, política y cultural más importante entre los Shuar; se trata de una sociedad clánica, en la que sus miembros se encuentran unidos por lazos de sangre y conformados por familias ampliadas.

Tradicionalmente los Shuar, como la mayoría de pueblos amazónicos, no llegaron a constituir, en el sentido formal, una unidad política y social. La estructura de poder tradicional era descentralizada; el poder político y religioso estaba ejercido por un uwishin shamán. En caso de guerra se nombraba un jefe cuyo mandato terminaba con la finalización de la misma.

Las familias se aglutinaban en "vecindarios dispersos", cuya unidad conformaba una comunidad. En la actualidad han adoptado el nombre jurídico de "centros". La unión de varios centros conforma organizaciones más amplias, las asociaciones, que se encuentran agrupadas en federaciones, estructura socio-política a través de la cual establecen las relaciones externas.

En cuanto a sus organizaciones federativas, cabe mencionar, entre otras, a las siguientes: Federación Interprovincial de Centros Shuar, FICSH, organización que agrupa a gran parte de la nacionalidad, que cuenta con 490 centros; Federación Independiente del Pueblo Shuar del Ecuador, FIPSE, que tiene 47 centros asentados en el Transcutucú; estas dos federaciones constituyeron los pilares del proceso organizativo Shuar a partir de los años 60. Las dos organizaciones forman parte de la CONFENIAE y de la CONAIE. De reciente conformación son la Organización Shuar del Ecuador, OSHE, con 40 Centros; la Federación Shuar de Zamora Chinchipe, FSHZCH, con 18 Centros; la Organización Independiente Shuar de la Amazonía Ecuatoriana, OISAE, entre otras.

La Federación y las asociaciones tienen como organismos de dirección a los directorios, mientras que las directivas de los centros están presididas por síndicos. En el nivel federativo, la Asamblea es la máxima autoridad y está dirigida por un directorio electo cada tres años, presidido por un presidente. Existe una coordinación interfederacional entre la FICSH, FIPSE y FINAE [
Achuar]; realizan reuniones regulares de información y coordinación de acciones en defensa de los derechos de las nacionalidades ante la presión de las compañías petroleras.

Identidad
La poliginia o matrimonio de un hombre con varias mujeres, preferentemente sororal, es decir con las hermanas de la esposa [
sus cuñadas], y el levirato [matrimonio con la viuda del hermano] han sido entre los Shuar las reglas tradicionalmente aceptadas. El número de esposas dependía de las cualidades del hombre, el cual debía ser un valiente guerrero, trabajador, buen cazador, demostrar su honradez y veracidad; los futuros suegros juzgaban si estas cualidades se cumplían para poder autorizar el matrimonio. Hoy son pocos los hombres que tienen dos mujeres, privilegio que lo tienen casi siempre los ancianos guerreros y los shamanes.

Actualmente, esta regla poligámica de matrimonio se encuentra en un proceso de transición a un tipo de matrimonio monogámico y exógamo [
fuera del grupo] debido a las continuas y más ampliadas relaciones interétnicas que establecen.

El sentido de pertenencia a la nacionalidad es muy marcado, de lo cual se sienten orgullosos. Con la firma del tratado de paz entre Ecuador y Perú, se han realizado encuentros binacionales entre miembros de la nacionalidad Shuar que fueron separados por el tratado de 1941.

Economía
Ancestralmente el núcleo económico estaba constituido por la familia ampliada o extendida, conformada por pequeñas unidades familiares, quienes compartían ya sea una sola residencia o un grupo de residencias cercanas, dentro de un patrón de asentamiento disperso; la distribución del trabajo era por sexo y edad.

Cada grupo doméstico tomaba las decisiones sobre lo que debía producir, cómo hacerlo y qué debía hacer con la producción. Sin embargo, dentro de cada asentamiento las unidades domésticas en conjunto compartían y manejaban los recursos productivos de su territorio; ningún grupo nuclear ejercía derechos de propiedad privada sobre parte alguna de los mismos.

Dentro de las normas de cuidado colectivo se establecían ciertos derechos a cada unidad. Las normas de la redistribución del excedente aseguraban que todas las unidades domésticas tengan aproximadamente la cantidad de alimentos de acuerdo con sus necesidades.

Las principales actividades económicas eran la horticultura itinerante con técnica de roza y quema; lacaza, pesca, recolección y manufactura -que se mantiene en sectores lejanos como el Transcutucú- que les permitía un equilibrio ecológico.

Otra de sus características fundamentales, común a todos los pueblos amazónicos, era la ocupación de grandes espacios territoriales, cuyo uso se lo realizaba de manera itinerante: las familias tenían un lugar de residencia permanente y otros de residencia temporal, con derecho al uso de todos los recursos. Se procuraba tener varios lugares, tanto dentro de la misma región de residencia como en áreas con acceso a ríos, lagunas, o montañas.

En momentos en que se iniciaba el proceso organizativo de la Federación, el Instituto Ecuatoriano de Reforma Agraria y Colonización, IERAC, realizó las primeras legalizaciones de tierras a título individual; posteriormente la Federación llevó una larga lucha hasta conseguir la legalización con títulos globales por centro. Sin embargo, no pudo modificar la exigencia de demostrar que las tierras debían estar cultivadas en un 60%. Frente a este requisito legal impuesto por el IERAC, la Federación adopta como estrategia de defensa de su territorio y a la vez como estrategia económica el impulso de la actividad ganadera. A consecuencia de ello, se produce un acelerado proceso de deforestación en los territorios Shuar. Así, en el período 1968 y 1987 se deforestan sólo en la provincia de Morona Santiago 241 188 has, con una tasa anual de deforestación de 12 059 has.

La conversión de una parte de los bosques en potreros, afectó sobre todo a los recursos que permitían la subsistencia a base de la cacería, pesca y recolección. La actividad ganadera introdujo cambios notables en la sociedad Shuar; sobre todo produjo una ruptura de su forma de vida basada en el modelo itinerante, y el paso a la sedentarización dentro de las fincas familiares. De esta manera se inicia la relación con el mercado [
centros cercanos a las vías de comunicación] y la modificación de las formas de manejo y uso del suelo y de los patrones de consumo, y el abandono o disminución de varias de las actividades económicas tradicionales [cacería, pesca, artesanía].

Actualmente se encuentran en una fase de transición entre lo tradicional y lo moderno, y han adoptado nuevas pautas de comportamiento productivo hacia una economía de consumo monetarizado. Existen diferencias entre los centros cercanos a las vías de comunicación y los ubicados en sectores lejanos como el Transcutucú; los primeros se caracterizan por tener una mayor relación con el mercado, mientras que en los segundos se puede decir que prima la economía tradicional, siendo su relación con el mercado más bien complementaria.

Los recursos boscosos les ofrecen buena cantidad de alternativas de aplicación médico-curativas y alguna actividad de carácter comercial. Entre ellos se destacan el ishpingo, la fibra para escobas, la canela, la zarzaparrilla y la copla.

Las federaciones cuentan con varios programas en distintos campos; así, por ejemplo, la Federación Interprovincial de Centros Shuar, FICSH, cuenta con el Servicio de Educación Radiofónica Bilingüe Indígena Shuar, SERBISH, y con el Servicio Aéreo Shuar, SASH, medio importante, tanto para el programa de salud como para la comercialización de productos. Mediante convenios con el Gobierno, tiene a su cargo una oficina de registro civil y varios centros y subcentros de salud; cuenta además con programas de comercialización y de agroforestería. La Federación Independiente del Pueblo Shuar del Ecuador, FIPSE, entre otros proyectos, desarrolla un programa de ordenamiento de su territorio, marco en el cual ha avanzado en la legalización de gran parte de su territorio.

Extracción de recursos naturales en los territorios [por parte del Estado u otras empresas]
Petróleo:
En Morona Santiago se encuentra el Bloque petrolero 24 de la compañía Burlington, en el que se registran en la actualidad varios conflictos. Los centros ubicados en Sucumbíos y Orellana se hallan en zonas de explotación petrolera, aunque no se conoce el número de comunidades ni los bloques en los que se ubican. La FIPSE interpuso un recurso de amparo constitucional en contra de la empresa Arco, en el bloque 24, hoy de la Burlington. El Tribunal Constitucional falló a favor de FIPSE y advirtió a la empresa, entre otros aspectos, el no emprender acciones que conlleven a la división de la Federación ni ingresar a sus comunidades sin la debida información y aceptación de la Asamblea de la Federación.

Minería:
En Morona Santiago el Estado ha realizado algunas concesiones de minería aurífera, sobre todo en la zona de Bomboiza y de Santiago.

Áreas naturales protegidas y territorios
El Estado declaró el Parque Nacional Sangay en una parte de su territorio, encontrándose algunas comunidades tanto a su interior como en la zona de influencia. Algunos centros Shuar están ubicados también en las zonas de influencia del Parque Nacional Podocarpus y de la Reserva Faunística del Cuyabeno.

Bibliografía
Web CODENPE: Carvajal, M., R. Mashinguiash’ y N. Wray, Relación entre Pueblos Indígenas y Minería Aurífera, 1997. Sinchi Sacha, Mundos Amazónicos, 1993.

Base de datos de las comunidades de las Nacionalidades y Pueblos, según la DPA, construida sobre la información del CODENPE, PRODEPINE, DINEIB y validada en los Talleres Regionales de Consulta.


© CODENPE - SIDENPE - SIISE, 2002
Go back Close window